Saltar al contenido
CAPAS DE LA TIERRA

Geosfera

Geosfera

Conoce a continuación qué es la geosfera, cómo se formó, cuáles son sus características y su composición. Aprende además sobre sus diferentes capas, importancia y otros datos curiosos de las capas internas de la Tierra.

¿Qué es la Geosfera?

La geosfera o geósfera es la parte interna y sólida de la Tierra que se encuentra formada por tres capas concéntricas llamadas corteza, manto y núcleo. Sin la geosfera, los seres humanos no podrían vivir en el planeta, ya que no existiría un terreno sólido. En la geosfera de la Tierra se encuentran las rocas, los minerales, el magma, la arena y las montañas.

Esta capa interactúa con las otras capas del sistema terrestre, incluida la atmósferala hidrosfera y la biósfera, y se encuentra en un estado de constante movimiento; las rocas sedimentarias, ígneas y metamórficas dentro de la geosfera terrestre experimentan un contínuo reciclaje.

Origen de la Geosfera

Se dice que la Tierra se formó hace unos 4.6 mil millones de años a partir de la colisión de los escombros meteóricos que crearon el sistema solar. Debido a las constantes colisiones durante su formación, la temperatura inicial del planeta era extremadamente alta; todo era materia fundida.

Pero durante la siguiente fase de formación de la Tierra se produjo un enfriamiento, y con él, la diferenciación de las capas de la Tierra. Los materiales densos se hundieron en el centro, formando un núcleo rico en hierro y níquel. El magma más ligero subió a la superficie, formando la capa más gruesa de la Tierra denominada manto.

Eventualmente, el magma más externo se enfrió hasta formar la fina capa que llamamos corteza terrestre.

Características de la Geosfera

  • La geosfera se extiende desde la superficie terrestre hacia el centro de la Tierra, alcanzando un grosor aproximado de 6.370 km desde la superficie.
  • Se sabe que en su mayoría, la geosfera está compuesta por un 35% de Hierro, un 25% de Oxígeno y un 18% de Silicio.
  • A mayor profundidad en la geósfera, mayores son su densidad, temperatura y presión.
  • Esta capa se encuentra en constante cambio debido a los procesos geológicos que se originan tanto externa como internamente.
  • Existen ocho placas tectónicas principales que componen la geosfera de la Tierra. Se mueven constantemente, aunque de forma muy lenta, solo unos pocos centímetros al año.
  • Las placas tectónicas flotan sobre una capa de roca fundida llamada astenosfera.
  • El movimiento de los continentes se conoce como ‘deriva continental’.
  • En la geosfera ocurren procesos continuamente. Un buen ejemplo es el ciclo de las rocas, que ocurre cuando la roca se derrite, se solidifica, se erosiona, se deposita, se entierra y finalmente se recicla para volver a comenzar el ciclo.

Composición y estructura de la Geosfera

La composición de la geosfera se basa principalmente en rocas y minerales, incluyendo tanto rocas fundidas como metales pesados.

Se dice que aproximadamente el 98.7% de la corteza terrestre consta de solo 8 elementos:

  • oxígeno (46.6%)
  • silicio (27.72%)
  • aluminio (8.13%)
  • hierro (5.00%)
  • calcio (3.63%)
  • sodio (2.83%)
  • potasio (2.70%)
  • magnesio (2.09%)

Estos elementos forman los bloques de construcción de la mayoría de los materiales inorgánicos que encontramos en nuestra vida cotidiana, como el vidrio, el concreto y el acero.

Justo debajo de la corteza está el manto. Se cree que el manto está compuesto principalmente de peridotita, un tipo de roca formado por hierro, magnesio, silicio y oxígeno.

El núcleo está compuesto principalmente de hierro, con una pequeña cantidad de níquel. El hierro líquido en el núcleo externo es particularmente importante, ya que constituye la fuente primaria del campo magnético de la Tierra.

La mayor parte del conocimiento directo sobre el interior de la Tierra proviene de los 10 km superiores. El conocimiento de los 6.300 km restantes se basa principalmente en evidencia indirecta de estudios de laboratorio y modelos de computadora.

Capas y partes de la Geosfera

La geosfera se divide en 3 capas principales:

(Haz clic en el nombre de la capa o en su fotografía para más información.)

Y 2 capas secundarias:

(Haz clic en el nombre de la capa o en su fotografía para más información.)

Corteza

La capa más externa de la geosfera se llama corteza, cuyo grosor podría equivaler a la piel de una manzana si hacemos una comparación con todo el planeta. Esta capa pequeña y delgada es a lo que consideramos “la tierra”, con sus montañas, valles, continentes, lechos oceánicos, etc. La corteza es rica en oxígeno, silicio y aluminio, con cantidades menores de otros elementos, como el hierro.

Litosfera

La litosfera se forma a partir de la corteza y la zona exterior del manto superior. Se sabe que es una zona muy rígida, con un espesor de 100 km aproximadamente.

Astenosfera

La astenosfera es la zona del manto que yace debajo de la litosfera; se cree que es mucho más caliente y fluida que esta última capa. La astenosfera se extiende desde aproximadamente 100 km (60 millas) hasta 700 km (450 millas) por debajo de la superficie de la Tierra.

Manto

Debajo de la corteza existe una compleja región media conocida como manto. Es una amplia capa de roca densa y óxidos metálicos, ubicada entre el núcleo fundido y la corteza terrestre. Se extiende a una profundidad de aproximadamente 2900 km y representa casi el 82% del volumen de la Tierra. Consta de dos partes, una capa superior que es menos densa y relativamente quebradiza, y una capa inferior mucho más gruesa, densa y plástica (se deforma sin romperse).

Núcleo

El núcleo de la Tierra está compuesto principalmente de hierro y níquel; se dice que permanece muy caliente, incluso después de 4.500 millones de años de enfriamiento. Las estimaciones de temperatura indican un valor de 7000 K (igual a la superficie de una estrella enana roja) y su densidad es de 14 g / cm3 aproximadamente. El núcleo está dividido en dos capas: el núcleo externo líquido y el núcleo interno de hierro sólido ubicado en el centro de la Tierra. A pesar de las temperaturas extremas, esta última capa es sólida debido a la inmensa presión de las capas superpuestas. El radio del núcleo interno representa el 22% del planeta en general.

Fenómenos naturales de la Geosfera

Entre los fenómenos naturales de la geosfera se encuentran la erupción de los volcanes, los movimientos sísmicos, la erosión y la sedimentación.

Importancia y función

La geosfera es importante porque:

  • Define gran parte del entorno en el que vivimos.
  • Controla la distribución de minerales, rocas y suelos. La distribución de los recursos minerales, como el petróleo, el carbón, los minerales metálicos e incluso la arena y la grava, son fundamentales para el éxito económico de la mayoría de las naciones.
  • Genera fenómenos naturales que dan forma a la Tierra e impactan nuestra vida. Aunque la distribución de las plantas,y por tanto de los animales, es controlada en gran medida por el clima global, también varía en respuesta a los cambios en la elevación y la distribución de los suelos.

La distribución de las montañas, la posición de los continentes, la forma del fondo del mar y la ubicación de los principales ríos y lagunas son en gran medida el resultado de los procesos que ocurren en la geosfera.

La geosfera es particularmente importante por la forma en que interactúa con las otras capas de la Tierra. Por ejemplo, se cree que la evolución de la atmósfera moderna es un producto combinado de procesos geológicos (desgasificación volcánica, meteorización de rocas, oxidación de hierro) y procesos biológicos como la fotosíntesis. Se ha planteado que una parte del agua que compone el océano del mundo se originó a partir del vapor volcánico.

Los seres humanos somos dependientes de la geosfera. En ella se encuentran las riquezas minerales en forma de metales, carbón y petróleo. La topografía de la superficie, combinada con el movimiento del agua a través del paisaje y la distribución de los suelos fértiles, es el factor dominante que determina dónde cosechamos nuestros cultivos y qué tan exitosos pueden ser. Se ha demostrado que las primeras civilizaciones en Asia, África, América del Norte y América del Sur prosperaron donde las condiciones fueron buenas para el cultivo.

Contaminación del suelo

Los problemas ambientales de la geosfera surgen a partir de la contaminación y la degradación del suelo:

  • La contaminación del suelo ocurre principalmente cuando los humanos introducimos, directa o indirectamente, objetos dañinos y sustancias químicas en el suelo; esto causa daño a otros seres vivos, destruye el suelo e inlcuso termina afectando a los ecosistemas acuáticos.
  • La degradación del suelo ocurre cuando este pierde su valor en términos de nutrientes, composición química, etc. como resultado de la sobreexplotación, el pastoreo excesivo o la erosión. Por ejemplo, un incendio puede destruir toda la vegetación en un terreno y exponer el suelo a la disolución de nutrientes por la escorrentía del agua cuando llueve; con el tiempo, esto reduce la capacidad de ese suelo para mantener la vida vegetal.

¿Qué causa la contaminación de los suelos?

Los pesticidas, herbicidas y otros productos químicos agrícolas son los principales culpables, aunque la descarga directa de aguas residuales por las industrias también contamina los suelos. Las fugas en los sistemas de alcantarillado, los tanques de almacenamiento subterráneos y la filtración de sustancias solubles de los vertederos son otras causas de contaminación a tener en cuenta.

¿Qué efectos tiene la contaminación del suelo?

La contaminación de los suelos puede afectar la salud de las plantas que dependen de ellos, así como a otros organismos vivos, animales y personas que entran en contacto con la contaminación mediante el tacto, la respiración o el consumo de cultivos de suelos afectados. Los contaminantes también pueden infiltrarse en las aguas subterráneas y afectar la calidad del suelo en terrenos distantes.

¿Cómo cuidar la Geosfera terrestre?

Para mantener el equilibrio en la geosfera es necesario evitar la contaminación del suelo, ya que este proceso afecta directamente el funcionamiento de otras capas de la tierra. La mejor forma de cuidar nuestros suelos es aplicar la regla de las tres “R”:

  • Reducir
  • Reutilizar
  • Reciclar

Reducir nuestros residuos ayuda a prevenir la contaminación del suelo. Para hacerlo usa productos de vidrio y otros recipientes reutilizables, en lugar de productos desechables de plástico o papel. Así mismo, recicla el papel, el plástico y otros materiales para disminuir la cantidad de residuos que se envían a los vertederos.

Imágenes de las capas internas de la Tierra

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

[Video] Geosfera para niños

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

Por favor ¡Regálanos 5 estrellas!

Geosfera
¡Regálanos 5 estrellas!